Cristo Rey Cristo Rey
PARROQUIA | movimientos

APOSTOLADO DE LA ORACI√ďN

¬ŅQu√© es el Detente?


El "Detente" es un refugio y un escudo para librarnos de las tentaciones del maligno.
Jes√ļs tuvo una incesante lucha contra el mal esp√≠ritu y venci√≥ gracias a la confianza en su Padre Celestial. Nosotros tambi√©n luchamos para no caer en la tentaci√≥n. La condici√≥n del cristiano es la de un luchador constante y, como soldados de Cristo, debemos instaurar su Reino en este mundo.

El "Detente" lejos de ser un talism√°n m√°gico es un signo de nuestra confianza en el poder del Se√Īor Jes√ļs. Miramos su Divino Rostro y nos sentimos apoyados por tan dulce mirada. Abrimos nuestro coraz√≥n delante de esos brazos que siempre est√°n abiertos para recibirnos y perdonarnos.

El "Detente" se pude usar en la ropa o en el auto, no hace falta ninguna imposici√≥n especial. La confianza en el Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs es suficiente para experimentar los efectos de su Divino Amor y protecci√≥n.

 

El Origen del Detente

Santa Margarita Mar√≠a de Alacoque escrib√≠a a la Madre de Saumaise, Superiora de la Visitaci√≥n de Dij√≥n: "Nuestro divino Maestro me ha dicho que desea y quiere que se hagan im√°genes peque√Īas de su Divino Coraz√≥n, para que aquellos que quieran honrarlo las puedan llevar sobre s√≠".

El "Detente" corresponde a una de las 12 promesas que hizo Jes√ļs a Santa Margarita Mar√≠a cuando le revel√≥ su Sagrado Coraz√≥n: "Ser√© un refugio seguro durante la vida, y sobre todo en la hora de la muerte". ¬°Qu√© mejor refugio que el Coraz√≥n de Jes√ļs! En ese Coraz√≥n se encuentran los divinos tesoros de la misericordia y el perd√≥n de Dios Padre que en Jes√ļs reconcilia a toda la humanidad. El Coraz√≥n de Jes√ļs es fuente incesante de donde mana el Esp√≠ritu Santo para dar vida a la Iglesia.

Esta práctica recomendada por Santa Margarita al principio fue conocida sólo en las comunidades de la Visitación. Fue la Venerable Ana Magdalena Rémuzat, salesa de Marsella, quien la hizo conocer fuera del claustro. Habiendo sabido por revelación hacia 1720, que iba a desencadenarse una gran peste en Marsella, por inspiración divina prometió que los atacados encontrarían auxilio prodigioso en esa devoción al Sagrado Corazón.

La Santa religiosa ayudada por sus hermanas prepar√≥ a mano millares de peque√Īas im√°genes de este Coraz√≥n con la inscripci√≥n "Detente el Coraz√≥n de Jes√ļs est√° aqu√≠". La historia narra que en efecto el azote se deten√≠a muchas veces como por milagro ante dicha imagen protectora. Desde entonces la pr√°ctica se extendi√≥ a muchos pa√≠ses. En 1748 el Papa Benedicto XIV envi√≥ muchos de estos detentes a la Reina de Francia. Y consta que en la revoluci√≥n francesa innumerables fieles se colocaron con el detente bajo la protecci√≥n del Coraz√≥n de Jes√ļs.


¬ŅQu√© son las hojitas del AO?

 

El Santo Padre indica para cada a√Īo, cu√°les son las intenciones generales y misionales de la Iglesia en todo el mundo, por las que quiere que se ore. Las conf√≠a al Apostolado de la Oraci√≥n a fin de que √©ste las difunda con la mayor amplitud posible.


Las intenciones del Santo Padre y el AO

Personalmente, el Santo Padre, le conf√≠a estas intenciones al Padre General de los Jesuitas, Director General del Apostolado de la Oraci√≥n. √Čl, a su vez, las entrega al Secretariado Internacional del AO, para que las haga llegar a los Secretariados Nacionales, y √©stos, las env√≠en a los obispos y dem√°s personas interesadas en difundirlas. En todo el mundo, se reunen las gentes para orar por estas intenciones y, m√°s de 40.000.000 de personas, las hacen objeto de su ofrecimiento diario. Adem√°s , a partir de 2009, la Conferencia Episcopal Argentina ha confiado sus intenciones al AO para que recemos por nuestra Iglesia en Argentina y por nuestros Pastores.

 

Hojitas


 

ÔĽŅ